Tu experiencia Grant Thornton

María Paula Grima Laurenti

Locación: Buenos Aires, Argentina

Cargo: Senior de Auditoría

Profesión: Contadora Pública

Edad: 31 años

 

¿Cómo se desarrolló tu Carrera desde que te uniste a la firma?

En julio de 2008 decidí unirme a la familia de Grant Thornton. En su momento, tenía compañeros en la facultad que habían comenzado a trabajar en diferentes firmas y me gustaba la idea de conocer ésta industria. Ingresé como junior de auditoría y hoy soy senior avanzado.

Desde que me incorporé al estudio, lo más importante que me dio este trabajo es la posibilidad de mejorar la comunicación con la gente. Interactuar con distintas personas y equipos de trabajo, responder a líderes disímiles… eso te forma de una manera diferente.

¿Cómo describirías la cultura de Grant Thornton?

La cultura de Grant Thornton la puedo describir dentro de los valores que tenemos en la firma. Es muy colaborativa. Realmente funcionamos como una familia. Quizás viéndolo en otras compañías, todo se torna mucho más burocrático o protocolar. Acá la comunicación fluye de otra manera y hace que el día a día sea mucho más sencillo.

¿Qué es lo que más valorás de trabajar en Gran Thornton y porqué seguís eligiendo esta firma para trabajar?

Lo que más valoro y lo que me sigue atrayendo de Grant Thornton es lo dinámico de la firma y del área en la que cual me desempeño. El hecho de estar continuamente en contacto con distintas personas (controllers, CFO’s,  entre otros), trabajar con diferentes gerentes y múltiples equipos es una de las cosas más ricas que tiene lo hacemos.

¿Cómo se planeó el proyecto de Secondment? ¿Cómo es tu vida hoy en New York?

El proyecto de secondment se comenzó a conversar con los socios de auditoría aproximadamente en 2011. Ellos tres tuvieron la oportunidad de realizar secondments, por lo que estaban empapados de toda esa experiencia y podían compartirla conmigo.

A principios del 2014, era Senior experimentado en la firma y estaba segura que podía asumir un desafío en el exterior del país. Entonces comencé con la aplicación al mismo. Barajamos las posibilidades que había, y como yo no hablo otro idioma adicional que no sea el inglés, descartamos varios países de Europa. En un principio había considerado Australia, Nueva Zelanda e Inglaterra. Luego, tal vez por cercanía, pensé en Estados Unidos. También era conveniente porque, metodológicamente hablando, la firma de E.E.U.U. es una de las más fuertes de toda la red internacional.

Realicé una serie de entrevistas con ellos y luego  de superarlas, a mitad de año nos enviaron el contrato. Lo analizamos, lo firmamos y a principios de noviembre viajé para comenzar con las auditorías preliminares en la oficina de New York.

El trabajo es exactamente el mismo, tanto en NY como en Argentina. Estoy asignada a diferentes clientes, por lo cual casi todos los días estoy en sus oficinas. Mis cuentas en su mayoría están en Manhattan. Dentro de la firma, los empleados estamos divididos en comunidades (esto se debe a lo referido con  el entretenimiento dentro de Grant Thornton). Cada comunidad organiza un evento mensual. Puede ser ir al jugar al bowling, ir a patinar sobre hielo en invierno, un after-office, u alguna otra actividad. Al igual que en Argentina, en el grupo somos todos muy jóvenes. Siempre hay algo para hacer, sobre todo en verano… tratamos de tender al work-life balance.

¿Por qué recomendarías a alguien trabajar en Grant Thornton?

Lo más fabuloso de trabajar en Grant Thornton es que tenemos la posibilidad de aprender y ver la auditoría en su conjunto. Desde que sos asistente tenés la oportunidad de ver una auditoria completa y eso, de alguna manera, te permite crecer un poco más rápido porque el primer año ya podes aprender sobre la planificación, los procedimientos sustantivos y sobre todos los procesos que atravesamos hasta llegar a la conclusión de la auditoría.

¿Cómo te ayudó trabajar en Grant Thornton para alcanzar tus objetivos profesionales?

Tuve la suerte de tener un montón de compromisos de auditoría que me dieron la posibilidad de viajar al exterior, y eso fue lo más maravilloso que me pasó en Grant Thornton.

Estudié inglés 13 años y eso me dio la posibilidad de encarar compromisos de auditoría en los cuales había que tener una base de este idioma muy afianzada. Durante 6 años estuve ligada a una auditoría llevada a cabo en Bolivia, inicialmente monitoreada por Grant Thornton Seattle. Trabajaban en conjunto socios y gerentes de allá con gerentes y equipos de trabajo de nuestra firma. Eso fue una experiencia muy nutritiva, ya sólo por el hecho de estar en contacto con una empresa de Bolivia, con otra cultura y llevar a cabo un trabajo bajo otra norma (siendo E.E.U.U es la USGAP) fue muy enriquecedor.

Luego de estos 6 años, tuvimos la oportunidad de replicar esa auditoría en República Dominicana, también bajo éstos mismos estándares. En otras ocasiones, auditamos otras empresas en con junto con Grant Thornton New York. Estas y más experiencias me ayudaron mucho a desarrollar mi carrera.