Asociaciones Público Privadas

APP: la alternativa a evaluar

Alejandro Chiappe Alejandro Chiappe

Por Alejandro Chiappe – Socio responsable del área de Advisory Services y Sector Público de Grant Thornton Argentina.

Las Asociaciones Público Privadas (APP o PPP por sus siglas en inglés – Public Private Partnership) están tomando auge localmente como una alternativa de financiamiento, no solo de grandes obras de infraestructura, sino también -y siguiendo una tendencia mundial- de una gama más amplia de servicios que se encontraban definidos originalmente como  en el ámbito exclusivo del presupuesto público.

Si bien nuestro país no ha tenido experiencias significativas en el pasado cercano de este tipo de esquema de trabajo, el cual vincula las necesidades de desarrollo e inversión con una alternativa de financiamiento más amplia involucrando actores del sector privado, actualmente parece haberse revertido la tendencia y se percibe una mayor “disposición” para re-analizar este vínculo desde una perspectiva diferente y sin ciertos preconceptos o “tabúes” que actuaron negativamente en la consideración de la alternativa como viable social y políticamente.

Los principales motivos que justifican su análisis pueden resumirse en los siguientes:

  •  Amplía la fuente de financiamiento de las obras o proyectos. En general, la existencia de una situación de financiamiento fiscal limitada demora la ejecución de obras que pueden actuar con efectos contra-cíclicos a la vez de potenciar el crecimiento y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.
  • Focaliza y optimiza la capacidad de endeudamiento del estado hacia funciones indelegables.
  • Genera un mayor grado de integración y compromiso en la sociedad hacia definiciones estratégicas de largo plazo.
  • Permite compartir y transferir riesgos mediante distintos tipos de contratos.
  • Es un esquema flexible y adaptable a las necesidades y definiciones críticas de cada país.

De acuerdo con experiencias similares en otros países de la región y el mundo, existen ciertos requisitos básicos sobre los que se debe avanzar previamente sin perder de vista el objetivo final. Entre los aspectos más relevantes a considerar para crear las bases necesarias de sustentación de la APP, pueden mencionarse:

  1. La voluntad política y la aceptación social de la necesidad de contar con este instrumento.
  2. La definición de estrategias y planes de desarrollo de obras y servicios de largo plazo compartiendo responsabilidades y riesgos. Este punto implica que el Estado preserve su rol y potestad sobre la cosa pública y el Sector Privado pueda desarrollar los atributos de ejecución para los que resulta más apto y eficiente.
  3. Definir un marco legal consensuado políticamente que permita y asegure la vigencia de reglas claras a lo largo de la vida del modelo.
  4. Establecer claramente las áreas de incumbencia y participación del Estado y del Sector Privado, preservando el primero atributos de control (por ejemplo: la prestación de los servicios públicos y el control de los estándares de calidad del mantenimiento de infraestructura)
  5. Construir confianza de los actores entre sí y la Sociedad para con el Sistema, su control y transparencia.

Actualmente pareciera que nuestra sociedad ha madurado el concepto y se dispone a avanzar en un esquema que, sin renegar de las lecciones aprendidas del pasado, nos permita discutir un sistema que tienda a satisfacer de mejor manera nuestras necesidades como usuarios y ciudadanos.