Bancos y Finanzas

La banca que se viene: estas cuatro tendencias marcarán la agenda de las finanzas privadas en 2023

insight featured image
Contents

La banca que se viene: estas cuatro tendencias marcarán la agenda de las finanzas privadas en 2023

Buenos Aires – 17 de noviembre de 2022

 

¿Qué tendrá impacto el año próximo en la industria financiera?

 

  • Incertidumbre macroeconómica

A nivel global, uno de los efectos inmediatos de la incertidumbre es el impacto en los precios de la energía y la creciente perspectiva de inflación. Los principales impulsores subyacentes de la inflación antes de que comenzara el conflicto bélico en Europa (los precios de la energía y los problemas de la cadena de suministro), se intensificaron durante 2022.

Y si bien la pandemia dejó a los bancos relativamente ilesos en términos de ingresos, el impacto benigno en las ganancias puede no continuar. Las pérdidas en los préstamos no cristalizaron en muchos casos, en gran parte debido a la licencia del gobierno y otros esquemas de apoyo. Pero las perspectivas son menos favorables. La contracción del costo de vida, entre otras cosas, afectará a los bancos y variará sus ganancias. Esperamos ver un aumento en las provisiones para pérdidas de préstamos y una mayor volatilidad en las ganancias bancarias.

 

  • Valor del gasto

Los bancos querrán reducir la ineficiencia, lo que puede ser extremadamente difícil de hacer bien. Algunos cortarán demasiado profundo y demasiado pronto; otros no actuarán con la suficiente rapidez o amplitud. Ambos podrían tener un impacto significativo en los modelos operativos.

En los últimos años hemos visto objetivos explícitos para reducir gastos. Si bien esa agenda continúa desarrollándose, desde Grant Thornton anticipamos un mayor enfoque en la "relación calidad-precio" y "hacerlo bien a la primera". Sin embargo, los costos sustanciales de la recuperación post-pandemia continúan, y la opinión es que para la mayoría de los bancos más grandes todavía no es posible trazar una línea bajo "los errores del pasado".

 

  • Riesgo de fraude y delitos financieros

El fraude de pagos está en aumento: los delincuentes están desarrollando nuevas formas de atacar y obtener dinero de sus víctimas. El fraude de pago push autorizado (APP) ahora supera el fraude de pago con tarjeta. Las estafas que implican la compra de bienes y servicios que nunca se entregan o nunca se materializan también están aumentando.

 

  • Recopilación y mejora de datos

Hay un énfasis creciente en la recopilación y mejora de datos en todos los servicios financieros. Tener acceso a esta información puede respaldar las decisiones internas y externas de los bancos. Permite a las empresas justificar mejor su dirección y puede respaldar los requisitos de información de los reguladores.

Esta tendencia deja en claro la necesidad de considerar cuestiones relacionadas con la propiedad y la seguridad de los datos, especialmente cuando permanecen a los clientes. Esto llevará a la consideración de nuevos criterios de clasificación y gestión de datos en los sistemas bancarios.