Sustentabilidad & ESG

TCFD: Evite los costos de quedarse atrás

Mujer viendo una pizarra con anotaciones con un hombre detrás
Dado que el Grupo de trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con el Clima (TCFD) ya es obligatorio en algunas jurisdicciones, y cada vez más adoptado como gestión de riesgos ambientales por parte de las grandes empresas, actuar ahora permitirá a las empresas del mercado medio asegurar sus cadenas de valor, aumentar la credibilidad con las partes interesadas y garantizar el acceso futuro a financiación e inversiones vitales.
Contents

Cuando la Junta Internacional de Estabilidad Financiera (FSB, por sus siglas en inglés) creó el TCFD en 2015, el objetivo era claro: identificar los tipos de información que las empresas deberían divulgar para brindarles a los inversores, prestamistas y otras partes interesadas un manejo preciso de los riesgos relacionados con el clima que podrían afectar el valor del negocio.

imagejxbdl.png“TCFD está desempeñando un papel central para brindar claridad a las divulgaciones de las empresas, impulsando el mayor cambio individual en la forma en que las empresas comunican desde la formación de la Comisión de Bolsa y Valores de E.E.U.U. (SEC) en la década de 1930”, destaca Mark Lemon, gerente de ESG y sustentabilidad en Grant Thornton LLP (E.E.U.U.).

En un panorama complejo y confuso de regulaciones y estándares, la adopción de las recomendaciones del TCFD está creciendo rápidamente. Según el Informe de estado del TCFD 2022, el soporte para el marco ahora abarca 99 países y casi todos los sectores de la economía, con una capitalización de mercado combinada de más de US$26 billones. El informe muestra que el 80% de las empresas comunican de acuerdo con al menos una de las 11 recomendaciones del TCFD.

En 2021, las divulgaciones del TCFD fueron la base del establecimiento de un marco global de informes de sustentabilidad, dirigido por la Junta de Normas Internacionales de Sustentabilidad (ISSB). Su primer conjunto de estándares se lanzará a principios de 2023.

Como explica Sarah Carroll, directora de informes de sustentabilidad de Grant Thornton International Ltd.: “La calidad del TCFD como marco está demostrada por el hecho de que el ISSB lo está utilizando como base para sus futuros estándares. La arquitectura y la terminología del marco ISSB se basa en gran medida en la guía TCFD”.

Con la necesidad de informar sobre los impactos climáticos cada vez más urgente, y las empresas más grandes que exigen cada vez más el cumplimiento en todas sus cadenas de suministro y valor para cumplir con sus propios requisitos de informes, las empresas medianas deben actuar ahora para garantizar que no se queden atrás en el futuro.

El caso de urgencia en TCFD

“Los inversores buscan empresas que se comporten como si 2050 fuera dentro de 10 años, no de 27”, advierte Katerina Katsouli, directora de Sustentabilidad y ESG de Grant Thornton Grecia.

El mensaje es claro: los inversores abandonarán las empresas que se queden atrás de sus competidores en la implementación del cambio. La última investigación de Grant Thornton sobre el mercado medio global lo confirma: impulsar la reputación entre las partes interesadas se considera un beneficio significativo de los informes relacionados con el clima, citado por el 25% de las empresas.[i]

Y los problemas se extienden más allá de las demandas de los inversores. Laura Tibbetts, directora asociada del equipo de servicios de asesoría de contabilidad financiera de Grant Thornton UK, destaca cuántas instituciones financieras ahora deben vincular las divulgaciones en sus estados financieros y carteras de préstamos con su progreso hacia el cero neto.

“Existe el riesgo de que las empresas sin una estrategia de transición creíble a cero neto puedan encontrar que la financiación no está disponible o se vuelve más costosa, porque sin una representan un mayor riesgo para el prestamista”, explica Tibbetts.

Katsuli dice que están en juego poderosos imperativos comerciales. “La economía europea será completamente diferente en términos de productos y servicios en 10 años. Las empresas que inviertan en tecnologías y productos respetuosos con el medio ambiente lograrán una ventaja competitiva sostenible, mientras que las que no lo hagan se enfrentarán a grandes desafíos de desarrollo”.

Las empresas que integran la concientización y la mitigación del cambio climático en toda la organización, desde los juniors hasta el directorio, generarán las mayores ventajas comerciales de la transición, cree Tibbetts. “La necesidad de informar está obligando a las empresas a ser más sostenibles en su comportamiento, lo que a su vez las hace más atractivas para los inversores, clientes, prestamistas y otras partes interesadas”, dice. “Es un círculo virtuoso”.

Abrazando el TCFD: Los desafíos para los negocios

Las ventajas de informar son significativas, pero también lo son los desafíos que implica cumplir con las recomendaciones del FSB. Estos incluyen dificultades arraigadas en el propio marco del TCFD para el tipo de divulgaciones realizadas.

Primero, la experiencia limitada o inexistente de los reporteros primerizos cuando se trata de analizar e informar con precisión sobre el escenario de cambio climático que afecta a sus organizaciones. Esto no solo genera riesgo; sino que impulsa la necesidad de recursos y experiencia nuevos o realineados, ya sea dentro del negocio o externamente.

El segundo es el acceso a los datos relevantes, particularmente difícil para las empresas más pequeñas que históricamente no han tenido las capacidades de investigación para analizar la información relevante relacionada con ESG.

En tercer lugar, está el tema de la gobernabilidad. ¿Cuenta la junta con procesos y controles internos para mantenerse al tanto de los asuntos relacionados con el clima? ¿Tiene en cuenta las cuestiones climáticas al establecer la estrategia? ¿Y cómo mide el progreso? Las mismas preguntas se aplican a la gestión.

La siguiente guía ilustra cómo las empresas pueden abordar estos desafíos.

¿Por dónde debería empezar en TCFD?

  1. Comprender el marco de tiempo y la complejidad

Por ejemplo, la regulación sobre informes climáticos, que generalmente incluye informes de emisiones, está llegando al Reino Unido, la UE, los E.E.U.U. y muchas otras partes del mundo. Pero desarrollar e implementar un programa efectivo de gestión de gases de efecto invernadero (GEI) es una tarea importante.

Las empresas no pueden permitirse el lujo de subestimar el tiempo, el esfuerzo y la complejidad necesarios para integrar los problemas climáticos en el corazón del negocio. Esto es especialmente relevante para los reporteros primerizos. Las organizaciones deben comprender desde el principio quién será responsable de impulsar el proyecto y asegurarse de que cuentan con el conocimiento y los recursos que necesitan.

  1. Cree una hoja de ruta viable

El siguiente paso para garantizar el éxito de los nuevos procesos de presentación de informes es desarrollar la hoja de ruta correcta para llevar a la organización a donde debe estar dentro del plazo requerido. Con demasiada frecuencia, las empresas establecen y declaran objetivos ambiciosos sin proporcionar información sobre cómo van a lograrlos

“Observe los requisitos y lo que necesitaría tener implementado si tuviera que informar hoy”, aconseja Tibbetts. “¿Qué tendría que incluir y cómo se compara eso con las mejores prácticas, con sus pares y con otros en su industria? Considere lo que quiere que diga su informe, trabaje a partir de eso y priorice cualquier brecha que surja durante el proceso”.

  1. Crear un marco de información interna eficaz y eficiente

Las métricas confiables relacionadas con el clima comienzan con una base sólida. Documentar la justificación de las decisiones clave a través de cada paso del proceso contribuirá en gran medida a respaldar los futuros requisitos de informes y aseguramiento, lo que hará que los procesos requeridos sean más fáciles a largo plazo para todos los involucrados.

  1. Defina los KPIs y realice un seguimiento del rendimiento

Las empresas deben establecer indicadores clave de desempeño (KPI, por sus siglas en inglés) que aborden los riesgos y oportunidades relacionados con el clima que enfrenta y hacer un seguimiento del desempeño contra estos a lo largo del tiempo. Para las empresas que actualmente carecen de los recursos necesarios para recopilar y procesar estos datos, será necesario implementar planes para garantizar que esto se pueda hacer de manera efectiva.

“A medida que el mundo se mueve para reducir agresivamente las emisiones de GEI, con el objetivo de cero emisiones netas para 2050, es importante comprender las emisiones de referencia actuales; identificar las formas más eficaces y eficientes de reducir esas emisiones y, a corto plazo, compensar las emisiones residuales; y asegurarse de que esas estrategias de reducción de emisiones estén operativas”, explica Lemon.

  1. Comprender las implicaciones de la información financiera y los desafíos de la divulgación

Es imposible subestimar las complejidades involucradas en la interacción entre las divulgaciones de TCFD y otros elementos dentro de los informes corporativos. Las discusiones y divulgaciones que las empresas puedan incluir en la sección TCFD tendrán implicaciones en los informes financieros.

Por ejemplo, una empresa podría estar esperando salir de ciertas industrias o ver cambios en el comportamiento del consumidor. Deberán considerar lo que esto podría significar para su pronóstico o cómo presentan la revisión comercial. También deberán analizar cómo estos factores influyen en los principales riesgos que han identificado y cómo se relaciona esto con sus divulgaciones de gobierno corporativo. Y cómo todo esto se conecta con su información financiera. Hacer estas preguntas es esencial para una empresa al comienzo de su viaje de generación de informes.

  1. Obtenga visibilidad sobre su cadena de valor y las emisiones de Alcance 3

Las empresas líderes requieren cada vez más compromisos de cero emisiones netas a lo largo de sus cadenas de valor, trabajando en estrecha colaboración con proveedores y clientes a medida que aprovechan su capacidad para cumplir con sus objetivos de emisiones de Alcance 3, sentando un precedente que pronto se esperará de todas las empresas.

Lemon se alegra con esto. “Es fantástico ver que las empresas interactúan con sus socios tanto antes de ingresar a sus operaciones directas como después de que se van, creando un enfoque de la cuna a la tumba mediante la flexión de su influencia”, dice. “Es un enfoque que funciona para todos”.

El seguimiento efectivo de las emisiones de Alcance 3 requerirá que las empresas se aseguren de tener acceso a los datos relevantes y al talento necesario para analizarlos.

  1. Establecer las estructuras de gobierno apropiadas

Las empresas deben implementar las estructuras de gobierno y los procedimientos necesarios para garantizar el cumplimiento tanto a nivel de directorio como de gerencia. Si bien esto se vuelve más fácil a medida que los líderes asumen sus responsabilidades climáticas, es un área de enfoque importante para aquellas empresas que aún no han promovido el cambio.

A partir de nuestra investigación global, sabemos que la integración del pensamiento ESG en todos los niveles de la organización se considera el factor más importante para aumentar la credibilidad de los informes de sostenibilidad, destacado por el 35% de los líderes empresariales del mercado medio. [ii]

Actúe ahora en TCFD

Se está acabando el tiempo para que cualquier organización internacional pueda poner en marcha los pasos necesarios para aceptar las demandas del TCFD. No hay margen para más demoras: se deben tomar medidas ahora para abordar los problemas involucrados y superar las barreras muy reales que se avecinan.

Perspectiva local

Por: Alejandro Chiappe.

Existe claramente una demanda creciente de la sociedad civil respecto del respeto por el medio ambiente y la penalización de prácticas de negocios que no las consideren. Estas demandas se han espiralado a partir de la divulgación por distintos medios de las actitudes y consecuencias de los actores productivos en distintas industrias y negocios. Consecuentemente las empresas más expuestas han tomado nota de los riesgos reputacionales involucrados  en estos eventos a fin de corregir las consecuencias directas de las prácticas de producción primero ajustando sus procesos críticos para minimizar las consecuencias negativas que potencialmente genera su actividad.

En este marco hay efectivamente todo un esquema de necesidad de inversión que debe ser adecuadamente planificada y monitoreada en cuanto a su evolución y que abarca aspectos tales como:

  1. alineamiento de procesos,
  2. definición de KPIs y reaseguramiento de la fuente de datos,
  3. logros de eficiencias,
  4. medición de línea de base para luego poder evaluar claramente el impacto de las medidas de mejora e implementación de mejores prácticas,
  5. adecuado plan de comunicación y difusión resaltando los resultados concretos alcanzados y proyectados para los próximos años,
  6. certificaciones profesionales independientes que avalen la verosimilitud de los datos que sirven de base para las mediciones efectuadas y ratifiquen los resultados obtenidos.

En todos estos campos GT ha venido desarrollando tanto a nivel local como internacional un equipo con la experiencia necesaria para poder asistirlos en estos proyectos.

 

Si deseas el apoyo de nuestros profesionales experimentados para dar forma a tu enfoque de los informes del TCFD, comunicate con nosotros.

 

i, ii. Investigación del Informe de negocios internacionales de Grant Thornton, primer semestre de 2022.